LibroBot
Dime sobre qué quieres leer:
   Resultados en 93 páginas    En 0.07386302948 segundos   

Ciudades Desiertas - - Página 56
... revelaba que aun tenia un cuerpo navegable o al menos eso comunico en susurros eligio a ramon pero este no estuvo de acuerdo que va hombre tiene cuerpo de pizza canta te escuchamos insistio wen con voz dulce y la china volvio a asentir alucinada todos volvieron a guardar silencio pero tampoco esa vez la china pudo cantar esto es inconcebible oyo eligio que comentaba la anfitriona millonaria todos la estamos escuchando no es asi por que no canta es una grosera dijo otra vez susurrante no puedo reconocio finalmente la chinita enrojecida al ...

Ciudades Desiertas - - Página 57
... damas se hubieran vestido como peregrinas del mayflower o cuando menos con un atuendo de halloween momento ya acabo una ultima observacion estoy muy contento a pesar de que a muchas personas no les guste que fume aclaro eligio con un gui o y pidio con se as otro cigarro a susana aqui hay excelentes bebidas y no dudo que la cena sea espectacular pero estoy contento principalmente porque todo es nuevo para mi no seria deseable que los nobles ancianos aqui presentes se divirtieran tambien sera que estas personas millonarias espiritualmente ya es...

Ciudades Desiertas - - Página 58
... decencia en este jodido autobus de esperar a que un escritor tome asiento oh bring back my bonnie to me canto alguien en el frente del autobus rick wen y becky discutian en voz baja pero intensa esto es una mierda grito nuevamente el nigeriano antes de bajar deje aqui mi botella y ahora ya no esta quien la tomo devuelvanmela tu la tomaste acuso ramon en el mas puro aliento helleriano claro tu me lo ordenaste no respondio edmundo dando un largo trago es un excelente etiqueta negra dijo despues quien se robo mi botella devuelvanmela my bottle l...

Ciudades Desiertas - - Página 59
... ma ana siguiente entre las brumas de la cruda en momentos susana era atacada por un estado de animo practicamente desconocido infinidad de veces se habia sentido deprimida pero sus depresiones con todo eran calidas seductoras una dulce inactividad que le despellejaba el alma y que la hacia querer llorar o escribir poemas que invariablemente rompia sin leerlos en ocasiones pensaba en slawomir simplemente no podia perdonarle a eligio que lo hubiera golpeado aquella primera noche de verdadero frio susana se dio cuenta de que el polaco podria aplastar a...

Ciudades Desiertas - - Página 60
... una libreria no quiso acompa ar a eligio las veces en que el y los amigos fueron de excursion a los bares de la ciudad irene ni siquiera le inspiraba celos aunque advertia que la jovencita seguia reverenciando a eligio el en cambio la trataba con la misma camaraderia y brusquedades que dedicaba a los demas en momentos penso que algo extra o estaba ocurriendo pero no sintio una gran curiosidad por averiguar que era en realidad susana no queria pensar en nada de eso y daba largos paseos oyendo musica con la grabadora de audifonos por...

Ciudades Desiertas - - Página 61
... donde pero sabia que el hungaro y el checo tambien se habian ido y ella creia que estarian en chicago pues desde tiempo antes querian conocer a saul bellow ya que el programa ni lo habia invitado ni habia organizado una excursion para visitarlo uno de los socialistas se habia quedado quizas el supiera algo mas eligio salio corriendo del cuarto bajo varios pisos a grandes zancadas y llego al cuarto del poeta rumano quien al ver llegar a eligio lucho por borrar el sobresalto y la palidez y alcanzo a decir que sus amigos habian planeado hospedarse...

Ciudades Desiertas - - Página 62
... ni siquiera le contesto y se concentro en tratar de echar a andar el motor que estaba helado no salgas insistio becky las calles estan imposibles por la nieve y tu auto ni siquiera tiene llantas adecuadas las autoridades de la ciudad aun no despejan la nieve de las calles la tormenta esta muy muy fuerte el vega logro arrancar finalmente y eligio metio la reversa cuando de pronto se volvio hacia becky como llego a chicago le pregunto a chicago repitio becky desconcertada si a chicago con un carajo dime que puta carretera tengo que tomar no m...

Ciudades Desiertas - - Página 63
... despejada y el corrio a todo lo que daba el vega ya se habia acostumbrado a lo resbaloso del asfalto y ademas otros vehiculos corrian a mas de cien kilometros por hora era de noche cuando al fin entro en chicago por una zona que se parecia muchisimo a cualquiera de las entradas de las ciudades que habia visto en estados unidos a eligio no le interesaba lo que veia solo queria llegar al centro y alli averiguar donde se encontraba ese albergue de los jovenes cristianos que pendejos socialistas penso ve nomas a donde se fueron a meter eligio recorrio calles...

Ciudades Desiertas - - Página 64
... que hacia alli solo era consciente del frio tan espantoso que hacia todo era un inmenso pozo de vaciedad en el que pendian algunas luces si se dio cuenta despues unas embarcaciones se zarandeaban en el lago este es el lago michigan estoy en chicago soy eligio a la caza de mi mujer reflejos en el agua de las luces de los edificios que frio estaba nevando nuevamente y eligio alzo el rostro pero la nieve no lo mojaba como la lluvia simplemente depositaba su presencia suavemente acariciandolo besando su frente para que muriera mejor ...

Ciudades Desiertas - - Página 65
... centrico de gente mas bien pobre en la pared del edificio habia ventanas y a pesar de que su corazon campaneaba desquiciado eligio avanzo con la boca reseca y la mano aferrada a la cacha de la pistola algunas ventanas dejaban ver franjas de luz y eligio se asomo en ellas vio cuartos vacios mobiliario pobre gente desconocida y despues le parecio que se hallaba frente al cuarto del checo y del hungaro porque se oian voces masculinas hablando en un idioma inentendible avanzo a la siguiente ventana que tenia las cortinas corridas pero vio que en la parte su...

Ciudades Desiertas - - Página 66
... borde de la cama con la expresion mas dura y tensa que eligio le habia visto jamas el no supo que hacer estuvo a punto de soltarse a llorar desesperadamente como antes en el lago pero logro contenerse y se dio cuenta de que su voz surgia chillante hiriente aspera al decir vistete inmediatamente porque nos vamos de aqui susana no parecio escucharlo solo continuo mirando la pared con el rostro descompuesto te estoy diciendo que te vistas porque ahora mismo nos largamos no oiste susana finalmente alzo la cabeza como si reparara en eligio...

Ciudades Desiertas - - Página 67
... su esposa pero en vez de eso le arrojo la ropa que encontro sobre una silla vistete vistete por lo que mas quieras le grito pero su voz era suplicante luchaba contra la necesidad de tirarse a los pies de susana de lamerle los dedos de arroparla y llevarla a la cama ciudades desiertas del corazon susana fue llevada a empujones y a punta de pistola hasta el automovil y eligio se lanzo de nuevo entre la nieve que seguia cayendo ahora revuelta con lluvia lo cual creaba un espectaculo alucinante pero muy inapropiado con las luces...

Ciudades Desiertas - - Página 68
... dureza y ella habia optado por traducir esa conducta como manifestaciones barbaras de ternura y de necesidad de cari o desde antes de que eligio llegara al programa en verdad desprogramando muchas cosas susana se habia inquirido que hacia con el polaco despues de la patetica experiencia con el judio susana habia decidido sin formularselo directamente no involucrarse mas con nadie y dedicarse a escribir para no desaprovechar las vacas gordas que al parecer habian comenzado en mexico desde el momento en que supo que asistiria al programa pero despues nunca pu...

Ciudades Desiertas - - Página 69
... poemas y de hecho los estaba disfrutando como pocas veces cuando advirtio que la mano pesada del polaco tomo la de ella y la coloco encima de su miembro susana se congelo al sentir un objeto enorme un cilindro descomunal que habia alcanzado la maxima corpulencia durante un rato susana se quedo quieta pero despues toco el pene con detenimiento sin advertir casi que el polaco se abria el pantalon para que ella lo manipulara con mayor libertad susana se incorporo un poco y decidio dar toda su atencion a ese miembro insolito lo tomo con las man...

Ciudades Desiertas - - Página 70
... sola presencia le era irritante eligio por su parte manejaba imperterrito casi bizco porque nevaba con fuerza muy despacio pues en cada recodo el vega patinaba incontrolable seguramente cansado porque los ojos se le cerraban lo que ocurriria tarde o temprano era que iban a estrellarse a causa de la nieve y la pesima visibilidad practicamente no se veia la carretera y solo se le adivinaba porque en ella la nieve era mas plana alli perecerian los dos en medio de la tormenta manejaron durante horas que a susana le parecieron interminables logro do...

Ciudades Desiertas - - Página 71
... frialdad que incendia susana logro ponerse en pie y cuando sacudia la nieve de la ropa vio a eligio profundamente dormido con la cabeza apoyada en el volante susana suspiro y acabo sonriendo al descubrir que se hallaba vacia de sentimientos ni odio ni amor solo una vaciedad abismal un hueco enorme quemante que no le permitia reposar de nuevo volvio a sentir el frio inmisericorde y alzo la vista al cielo una compacta capa de nubes casi tan blancas como la nieve lo que es arriba es abajo o era al reves todo se hallaba sumamente quieto...

Ciudades Desiertas - - Página 73
... tenian el animo de preguntarle que pos quien sabe donde demonios estaba susana pero ya regresaria ya regresaria en el lobby del edificio encontro a ramon con quien fue a tomar una copa ramon muy discreto escucho con atencion los largos monologos de eligio y estuvo de acuerdo en que susana regresaria por que quien sabe pero regresara de eso no hay duda mierda decia ramon es una atrocidad decir que ustedes hacen una gran pareja y que seria deplorable que acabaran separandose de veras pero asi es la cosa por cierto el rumano habia recogido las ...

Ciudades Desiertas - - Página 74
... eligio nunca habia sabido con exactitud si le gustaban o no los poemas de susana claro que los habia leido y muchos de ellos le parecian bonitos no te rias tu sabes que yo no soy un intelectual gracias a marx pero tambien le parecian como muy indirectos bueno para el inentendibles ramon sonrio y procedio a explicar que la poesia no tiene por fuerza que comprenderse y comenzaba a citar a borges cuando eligio lo atajo diciendo que eso ya lo sabia tampoco era tan bruto en fin le costaba trabajo calificar lo que escribia susana se daba cuenta de que en ...

Ciudades Desiertas - - Página 75
... vayas a pegar nada mas porque no entiendo lo que escribes si quieres despues hablamos de eso a adio eligio pero para mi humilde actor campirano no hay duda de que doy lo mejor de mi mismo cuando trabajo cuando sin dejar de ser yo ya no soy yo ni tampoco en rigor el personaje sino que soy otra cosa un colibri no suspendido en el aire en el mundo pero fuera de el salud no se trataba de los aplausos ni del sentido de haber cumplido perdon otra vez mas bien era como te acuerdas de aquella pelicula el doctor insolito era como m...

Ciudades Desiertas - - Página 78
... escribia poesia tambien pero de eso no hablaba nada raras veces hablaba de sus lecturas aunque en largas partes del viaje eligio no pudo ver que la muchacha leia con expresion seria cosas como billy budd el retrato de un artista adolescente y nada menos que cien a os de soledad que en verdad le estaba gustando oye se parece mucho al milagro bean field war pero eligio no sabia que demonios era eso y tampoco quiso preguntar pero si le conto que una vez habia acompa ado a un director de cine a la casa de garcia marquez en la ciudad de ...

Buscar solo en este libro:



Anterior     1  2  3  4  5    Siguiente


Volver a los resultados de libros



Dime sobre qué quieres leer: