LibroBot
Dime sobre qué quieres leer:
   Resultados en 33 páginas    En 0.0314970016479 segundos   

Dias En Petavonium - - Página 1
... antonio colinas dias en petavonium 1 antonio colinas dias en petavonium antonio colinas dias en petavonium 2 dias en petavonium antonio colinas formato 21x14 cm lengua castellano coleccion andanzas n 204 120 paginas narrativa f cuentos espa a 01 01 1994 quien no se ha alimentado a lo largo de su...

Dias En Petavonium - - Página 2
... larga carta a francesca en el ensayo y en las meditaciones aforisticas con por ejemplo el sentido primero de la palabra poetica y tratado de biografia de giacomo leopardi andanzas 79 con dias en petavonium hace tambien una esplendida incursion en el dificil arte del cuento antonio colinas dias en petavonium 3 indice primera parte dias en petavonium ...

Dias En Petavonium - - Página 3
... la numeracion corresponde al libro original nota del escaneador antonio colinas dias en petavonium 4 primera parte dias en petavonium creo que jamas volvere a petavonium me refiero a la petavonium de entonces a la que se entreveia al atardecer hundida en un valle de encina res y de colmenas nada mas dar la ultima y brusca curva de la carretera entre dos luces se divisaba el viejo y misterioso castro trapezoidal...

Dias En Petavonium - - Página 4
... desde la cima se divisa un paisaje extenso al norte los montes cerrados de encinar al este la sierra de pe a negra que desciende desde la sagrada cima del monte tilenus reptando como una sierras entre las que se pierde la antigua calzada romana en fin al sur el terreno es mas abierto y en antonio colinas dias en petavonium 6 ...

Dias En Petavonium - - Página 5
... que todavia no podia revelarse en amor tuvieron que pasar casi treinta largos a os para que en la sombria sala de una universidad extranjera aquellos dos nombres se me revelaran en su potencialidad ultima azuzado por la nostalgia que me producia la lejania de mi pais repasaba yo viejos textos de antonio colinas dias en petavonium 7 ...

Dias En Petavonium - - Página 6
... siglos atras que dejo su vida bajo otra rustica losa hallada en los alrededores del campamento romano o acaso de calpurnia cualquier notable mujer romana que por alli hubiese andado recuerdo como un limite de ensue o el lomo oscuro del monte carpurias con los rojos cortes de las tierras auriferas antonio colinas dias en petavonium 8 ...

Dias En Petavonium - - Página 7
... alguna sino que captaban el mundo en su panica naturalidad ahora estoy lejos y me queda la nostalgia del rememorar alcides y su vitalidad lidia y su delicadeza que velaba el amor un terrible monte de hierro los aromas y piedras del valle sus ruinas que hoy me persiguen como una gozosa obsesion antonio colinas dias en petavonium 9 esperando a lidia aunque acabo de recordar a lidia volvere a escribir sobre ella recordare de nuevo que ella fue la amiga de mi infancia...

Dias En Petavonium - - Página 8
... arturo no bastaban para avivar el recuerdo para despertar los dias de la infancia asi que nada sospechamos en los momentos previos a la celebracion del congreso nada sabiamos de cuanto al otro le habia sucedido a lo largo de los ultimos treinta a os el sue o de la infancia la ni a amiga el amor antonio colinas dias en petavonium 10 primero estaban como comprimidos fuertemente en lo mas profundo de nuestro ser en la infancia muerta y sepultada pero puede sepultarse una infancia como la nuestra pueden...

Dias En Petavonium - - Página 9
... termino luego todo resulto demasiado facil el ir con naturalidad uno hacia el otro el reconocernos de verdad las mutuas muestras de sorpresa y casi de incredulidad no hubo exagerados gestos pero nuestros ojos ardieron con un fuego extra o aquellos ojos serenos de lidia que pronto tanto antonio colinas dias en petavonium 11 habrian de transformarse con la luz de quien recupera el manantial de los mejores sue os era invierno termino el congreso y de nuestro encuentro surgio una decision delicada...

Dias En Petavonium - - Página 10
... contaba historias de lobos y de vagabundos y pronto agotado por el largo viaje me quede profundamente dormido me pesaban mucho los ojos y ademas estaba deseoso de que las horas volaran de que la luz de la ma ana inundara las salas de aquella casa en la que hasta la luz artificial se habia cortado antonio colinas dias en petavonium 12 tampoco pude reconocer al dia siguiente las huellas del pasado en cada uno de los rincones del pueblo se habian secado las fuentes y los manantiales los arboles enormes de la...

Dias En Petavonium - - Página 11
... hombre probablemente un taxista volvio a entrar en el coche dio la vuelta y regreso deprisa al pueblo dejando tras de si una polvareda la distancia que me separaba de aquel lugar donde quedo la mujer era mucha pero si suficiente para poder apreciar que era lidia esta se habia quedado de pie y antonio colinas dias en petavonium 13 alzaba su cabeza en direccion a la cima del castro desde la altura yo guardaba silencio y gozaba de su presencia en aquel mar de rocas asi como del placer de observar sin ser visto...

Dias En Petavonium - - Página 12
... por los posibles seres o circunstancias que la esperaban alla al otro lado del oceano pero ella nada dijo en su afan quiza de recuperar de alguna forma los seres que fuimos un tiempo intenso y perdido pasamos unos dias no muchos en la casa de mis antepasados y al fin una noche acaso para antonio colinas dias en petavonium 14 no reconocer las ruinas del pasado las ruinas que eramos subimos a mi coche y abandonamos el pueblo como dos furtivos partimos en direccion a un aeropuerto al que quizas ella habia llegado solo...

Dias En Petavonium - - Página 13
... se recluyen en sus casas y rezan asi lo haciamos en mi infancia se apagaban las luces y solo quedaba encendido un candil su tibia llama parpadeaba bajo los labios que musitaban las plegarias mi abuela apagaba incluso el fuego del hogar quitaba fuerza a las llamas removiendo los troncos entre antonio colinas dias en petavonium 16 las cenizas era como si solo fuese due o y se or del fuego aquel cielo amenazante que incluso arrojaba algun rayo aqui o alla sobre la alameda de la era o sobre algun reba o rezagado...

Dias En Petavonium - - Página 14
... con aceite de oliva y manzanilla amarga que ella misma habia preparado estaba sin mas muerto y por tal todos me tuvieron pero ya sabes lo que paso a adio la vieja con fruicion yo en mi afan de obtener mas informacion de ella afirmaba con la cabeza sin saber bien a que se referia antonio colinas dias en petavonium 17 era el dia de san roque aquel a o hacia un bochorno horroroso ya estabas sin aliento muerto y todos lloraban en la casa pero de repente llego la truena comenzo a llover...

Dias En Petavonium - - Página 15
... casas estaban en ruinas habia pocos habitantes y casi todos eran ancianos los recuerdos de entonces se despertaron en mi de manera especial cuando me acerque a la casa parroquial que se hallaba en un penoso abandono por un muro abierto pude llegar hasta el patio interior lleno de mucha maleza antonio colinas dias en petavonium 19 ortigas zarzales saucos y me asome tambien al pozo que estaba casi completamente cegado por piedras y escombros la iglesia se mantenia en pie pero como en los viejos tiempos...

Dias En Petavonium - - Página 16
... mano del ladron me despedi del santero subi al coche y dije adios a aquel pu ado de casas inhospitas y semihundidas de armuz que nada tenian que ver con el lugar misterioso y enso ado de mi infancia pero que duda cabe que regresando aquel atardecer sierra abajo entre los primeros vi edos antonio colinas dias en petavonium 20 envueltos en una luz verdeoro el sue o y la realidad volvieron a confundirse en mi memoria me sentia en posesion de las piezas de un rompecabezas que no lograba recomponer con sue...

Dias En Petavonium - - Página 17
... confesando que desde que he leido el titular del periodico nunca mas he vuelto a tener el sue o del hombre que cava y esconde un tesoro con ansiedad junto a la iglesia y es que segun las mismas teorias jungianas cuando se hace luz sobre el pasado se acaba con la obsesiva enfermedad de so arlo antonio colinas dias en petavonium 21 el cofre aquel maestro estaba obsesionado con el aire puro casi todo el a o tenia abierto el balcon del aula entraban los aromas...

Dias En Petavonium - - Página 18
... curso escolar habia en una de las paredes una estanteria cargada de libros meticulosamente ordenados algunos de ellos forrados con basto papel de estraza de color azulado o marron en ella hacia el centro en uno de los amplios estantes al que no podian llegar nuestras manos se encontraba un antonio colinas dias en petavonium 22 cofrecillo de madera el cofre estaba situado a la altura de los ojos del profesor de tal manera que solo el podia abrirlo y curiosear en su interior sin ser observado pero que habia...

Dias En Petavonium - - Página 19
... simbolo de respeto salimos todos de la habitacion pronto mis compa eros se perdieron escalera abajo ruidosamente despreocupados y felices porque aquella segunda y definitiva despedida fue para ellos como una segunda vacacion habia una calida corriente de aire entre el balcon abierto del antonio colinas dias en petavonium 23 patio y la puerta me llegaba con ella el perfume de los chopos jovenes de junio el frescor agridulce de sus hojas mezclado con el zureo de las palomas en el patio y siempre aquel...

Dias En Petavonium - - Página 20
... costas ni el mismo pueblo el de aquellos dias era un pueblo estrictamente marinero y campesino y un poco comerciante a o tras a o he visto como se enturbiaban las aguas como el cemento borraba algunos de los horizontes el dinero lo corrompe todo la diosa tanit ha sido sustituida por el dios antonio colinas dias en petavonium 25 dinero y asi sucede en casi todos los sitios no solo aqui por suerte todo el interior de la isla y muchos rincones de la costa todavia son una maravilla aunque alli sucede precisamente...

Buscar solo en este libro:



    1  2    Siguiente


Volver a los resultados de libros



Dime sobre qué quieres leer: